Warning: mysql_query(): Unable to save result set in /home/wwwkiddy/kiddyshouse/config/class.inc.php on line 29
Materiales • Momento Educativo • Nuestras Experiencias • Rincón de la Maestra • Psicomotrocidad • Escuela para Padres •
Momento Educativo

TÉCNICAS PARA DISMINUIR CONDUCTAS INADECUADAS


Una de las grandes dificultades de los padres y/o maestros es saber cómo manejar la conducta inadecuada o "conducta-problema" de sus niños. A menudo los escuchamos decir frases como: "no me hace caso", "no quiere hacer lo que se le dice", "se molesta cuando le impedimos algo", "hace berrinches",  "no acepta límites",  "ya no sabemos qué hacer frente a su desobediencia y su rebeldía" etc., de allí que es importante que los maestras y/o padres adquieran recursos para enfrentar estas situaciones, y tomen conciencia que la mayor parte de estos comportamientos son aprendidos. 

Pero... ¿Qué es conducta?
Está definida como la actividad global de un organismo que hace posible la adaptación a su medio específico y que le proporciona control e independencia frente ha dicho medio.

En ese sentido, es importante recordar que los niños no heredan buenos ni malos hábitos, su conducta es el resultado del aprendizaje en el ambiente familiar, escolar y social; sin embargo, también hay que tener en cuenta que las conductas pueden ser "desaprendidas" o cambiadas.

A continuación se describen algunas técnicas sencillas para disminuir las conductas inadecuadas de los niños:

1. Ignorar Activamente

Implica el retiro total e inmediato de los diferentes reforzadores que pueden estar manteniendo la conducta. Se aplica en todo tipo de conductas-problema, pero sin manifestaciones agresivas. En su administración debemos tener en cuenta que es importante lo siguiente:

  • Identificar los reforzadores que mantienen la conducta-problema.
  • Controlar y evitar que se presenten los reforzadores identificados.
  • Tener en cuenta que habrá un incremento inicial de la conducta-problema ante este procedimiento.
  • Ser constante, no ceder.

Por ejemplo: Si el adulto se encuentran conversando con otra persona y un niño empieza a preguntar sin ser autorizado de manera insistente sobre dicho tema de conversación, la técnica consistirá en que el adulto deberá ignoran la pregunta del niño, así el niño se las reitere constantemente. Ignorar activamente implicará que nadie le haga caso o diga nada, aunque su conducta sea más notoria que antes.

 2. Tiempo de Reflexión

Consiste en retirar al niño, por unos momentos de la situación o contexto en el que se lleva a cabo la conducta-problema, con la finalidad de que no se refuerce la  conducta. El lugar de ubicación del niño podrá ser un sector del aula u otro ambiente. Debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Se deberá utilizar una advertencia o aviso previo frente a la presentación de la conducta-problema.
  • Si a pesar de la advertencia, el niño continúa con la conducta-problema, se le llevará al ambiente preparado, sin regaños ni discusiones, diciéndole únicamente que "permanecerá por unos instantes ahí para que analice" sobre su conducta.
  • El lugar donde se ubique al niño deberá estar libre de estímulos reforzantes y atractivos.
  • El tiempo de permanencia en dicho lugar elegido debe ser de aproximadamente 5 minutos.
  • Acabado este tiempo, el niño será regresado al lugar inicial, sugiriéndosele la conducta adaptativa a realizar.

Por ejemplo: Si en el patio, un niño empieza a tirarle los juguetes a otro niño mientras juegan, y aunque el adulto le ha advertido sin tener éxito en corregir dicha conducta; lo retirará del patio y lo llevara al lugar preparado, indicándole que reflexione sobre su mal comportamiento. El niño se quedara allí unos minutos, el adulto no le dirigirá la palabra ni lo juzgará durante el periodo de reflexión. Al termino del tiempo se le regresará a la situación inicial, sugiriéndosele que se disculpe con su compañero, dándole además la opción de seguir jugando con él.

Recuerde que el niño no debe de estar protestando, sino por el contrario debe mostrar conductas sociales apropiadas, pues de otra manera el hecho de permitirle retornar a la situación de juego, podría reforzar las conductas inadecuadas; este punto es de gran importancia, por lo que hay que tener mucho cuidado al aplicar el procedimiento.

3. Reforzamiento de Conductas Adecuadas

En el repertorio conductual de un niño podemos encontrar una variedad de  conductas inadecuadas, pero a la vez existirán conductas positivas, incompatibles con ellas, física y temporalmente. El adulto debe reforzar positivamente sólo las conductas adecuadas y no las conductas socialmente indeseables.

Por ejemplo: El adulto reforzará de manera positiva cada vez que el niño hable con propiedad, diciéndole: "qué bien que estás hablando", "qué excelente hablas", ignorando por el contrario el habla inapropiada para su edad.

 

 4. Sobrecorrección

Es una técnica que se usa cuando la conducta-problema ha causado un daño observable en el medio ambiente, y consiste en corregir los efectos producidos por la misma, además de ejecutar una actividad extra que implique la realización de un comportamiento apropiado. Puede emplearse en casos de conductas agresivas y auto estimulatorias.

Por ejemplo: Si un niño tira papeles al suelo, el adulto le amonestará indicándole que recoja los papeles que ha tirado y además que barra todo el ambiente en el que se encuentra.

 

5. Sanciones Lógicas

Consiste en administrar una consecuencia desagradable inmediatamente después de ocurrida la conducta problema. Se utiliza para reducir conductas inadecuadas.

Por ejemplo: Si el niño dice una grosería, el adulto lo sancionara prohibiéndole salir al recreo por dos días.

 

6. Pérdida de Privilegios

Es la retirada de un estímulo reforzante ya ganado, que obra en el poder del niño en el momento de emitir la respuesta indeseable.

Por ejemplo: Un niño después de haber realizado una conducta adecuada obtiene como premio sacar un juguete del aula al patio. El adulto le permitirá sacar el juguete advirtiéndole que debe cuidarlo. Sin embargo el niño empieza a lanzar las piezas; entonces el adulto de manera inmediata dará por concluido el beneficio y el juego concluye para el niño.

RECOMENDACIONES FINALES

  • Es importante que a la hora de corregir se tenga en cuenta lo siguiente:
  • Las ÓRDENES DEBEN SER CLARAS y EXPLICITAS.
  • Sea firme con las órdenes, EVITE GRITAR.
  • Cuando el niño cometa errores ya sean justificados o apropósito, SEÑALE LA CONDUCTA ESPERADA y no le brinde atención al error.
  • PRÉSTELE ATENCIÓN mientras él realiza una conducta adecuada.
  • Facilite al niño la oportunidad de ejecutar CONDUCTAS ALTERNATIVAS.
  • SEA CONSTANTE en la aplicación de los procedimientos, es decir, persista en su actitud y actúe siempre del mismo modo.
  • Tenga CONTROL SOBRE SUS EMOCIONES y REACCIONES, no se deje llevar por la cólera.
  • Ante conductas inadecuadas muestre un ROSTRO NEUTRAL, evite demostrar enojo o frustración.
  • EVITE DE COMENTAR las conductas negativas que presenta el niño delante de él.
  • Si decide hacer USO DE LAS TÉCNICAS DE MODIFICACION DE CONDUCTA, se debe tener en cuenta: el lugar, momento y la situación.

Conviene recordar a los padres la necesidad de:

  • Comprobar que el niño ha recepcionado el mensaje, mediante  la repetición de la orden o instrucción, por parte del niño.
  • Expresar sus sentimientos para que el niño sepa que no disfrutan sancionándolo. Por ejemplo, "¡me pone muy triste tener que quitarte tu juguetes, porque te portaste inadecuadamente!".
  • No poner sanciones desproporcionadas, que luego no se van a cumplir.
  • Elogiar con frases positivas al niño cuando realice algo bien, por ejemplo: "eres un campeón", "lo hiciste excelente", etc.
  • Evitar los sarcasmos, por ejemplo, en vez de decir "¡ya era hora de que te bañes!",   deben decir "¡estupendo!, te has bañado solo".
  • Dejar claro al niño que lo que les molesta no es él, sino su forma de comportarse.
  • Explicar clara y concretamente de como esperan que el niño se comporte en posibles situaciones conflictivas.

Finalmente, las intervenciones en el manejo de las conductas inadecuadas, son múltiples e importantes de llevar a la práctica para mejorar dicha conducta y su interrelación con la familia, la escuela y en general en el ambiente social del niño.

BIBLIOGRAFIA

  • Ribes, Emilio (1995). Técnicas de modificación de conducta, su aplicación en el retardo del desarrollo.  México: Trillas. 
  • Gavino, Aurora (2006). Guía de técnicas de terapia de conducta.  Madrid: Pirámide.
  • Clark, Link (2003). SOS ayuda para padres, una guía práctica para manejar problemas de conducta comunes y corrientes. USA: Bowling Green.      
  • Montgomery, William (2002) Ingeniería del comportamiento, aplicaciones clínicas y educativas. Lima: ASSPSI.    

 

Ps. Claudia Gallegos Garay
Psicóloga Educativa
Especialista en Modificación de Conducta

cgallegos@eosperu.net
http://www.eosperu.net/

 

¿Todavía no estás registrada?

Para comentar los articulos necesitas estar registrada y/o loguearte.
Es muy fácil y gratis. Regístrate